“Historias de…”: Jennifer

Muy bonito! ¿Qué decir?, ¡Olé!

De Aquí al Pans | LGTB

Después de un tiempo sin publicar en esta sección, os traemos otra historia en “Historias de…”. En este caso es Jennifer quien nos cuenta su historia. Nos encanta tener lectorxs como ella, porque a través de sus palabras nos ha transmitido calor y confianza, y esperamos que os llegue de la misma manera que nos ha llegado a nosotras.

lgbt-banner1

No olvidéis que podéis mandarnos vuestra propia historia personal o de amor, o incluso, cualquier cosa que quieras contarnos a nuestro mail: deaquialpans@gmail.com

Ver la entrada original 1.220 palabras más

Macrobiótica. 7 niveles de salud

En estos días que llevo experimentando ciertos cambios debido a mi adaptación a la comida macrobiótica, necesitaba saber sobre esos 7 niveles de salud a los que se refieren muchos libros de macrobiótica y por supuesto como uno de mis lemas es: «Lo que oyes lo olvidas, lo que ves lo recuerdas, lo que haces lo entiendes».Pues me dije:-A ver qué pasa.

Te voy a compartir un pequeño resumen que he realizado sobre los 7 niveles de salud, por si deseas pasar por ésta experiencia, bueno y nunca se sabe, igual sientes verdaderos cambios, y sin darte cuenta decides que es lo mejor para ti´

Pues allá vamos

Siete niveles de salud

Cuando las personas se inician a la macrobiótica, lo hacen principalmente para aumentar la vitalidad, pero en realidad existen varios niveles, los cuales de ellos los primeros cuatro se empiezan a notar en el primer mes

1.No sentirse cansado

Ese cansancio de hastío, de no dormir, de forzar al sistema nervioso, o simplemente cansad@ de no hacer nada. (En el caso de trabajo duro o ejercicio, de descarta en ésta definición) Éste cansancio puede llegar a hacerse crónico sino se pone un remedio

Al utilizar la macrobiótica es el punto más fácil de invertir

2.Tener buen apetito

Se aconseja comer hasta el 80 por 100 de nuestra capacidad y evitar totalmente la comida si tenemos hambre, así en el momento que realmente el cuerpo nos pida que le alimentemos lo haremos con más apetito de lo que estamos acostumbrados en occidente

3.Dormir bien

Se hace hincapié más que a la cantidad a la calidad del sueño, poder dormir sin dar muchas vueltas, “de una vez”. Despertarse con claridad sin necesidad de un despertador. Como un niño

4.Tener buena memoria

Está en tres niveles memoria mecánica ejm: recordar números de teléfono, nombres, fechas… memoria biológica ejm: nuestros órganos recuerdan que tienen que trabajar, (cuando existe una enfermedad crónica da lugar a una amnesia biológica)

memoria espiritual se refiere a lo toma de consciencia, saber quiénes somos y donde estamos, para así estemos donde estemos siempre nos encontremos como en casa

  1. No enfadarse nunca

Estar limpio de resentimiento (muy difícil sí) intentar canalizar el enfado.

  1. Hacer ejercicio

Enlazando con el punto anterior sería aconsejable buscar otro tipo de vías como hacer ejercicio: deportes de raqueta, artes marciales, competición, pueden ayudar a mantener el sistema enfocado y a punto

George Ohsawa (fundador del sistema de enseñanza macrobiótica) sentía injustificadamente que la salud del sistema nervioso se refleja en la capacidad de permanecer alerta a lo que ocurre a nuestro alrededor y de sentir alegría y entusiasmo por todo lo que emprendemos.

  1. Aprecio Interminable

En dos palabras “sentir gratitud” por nuestras luchas, las personas que pasan por nuestras vidas, agradecer y sentirse agradecido. Confiar plenamente en “el Orden del Universo”

La cualidad opuesta al aprecio y a la gratitud es la arrogancia. Puede tomar la forma de echar la culpa a los demás de nuestras penurias o consideramos victimas. También se demuestra arrogancia rechazando la reflexión y siguiendo adelante con la batalla sin tener en cuenta los cambios, las actitudes flexibles o los consejos que se nos ofrecen.

Y por supuesto ¿cómo nos sentimos? ¿eres o estás yin o yang?

Yin Yang
nervioso inflexible
preocupado exigente
introvertido poco razonable
emocional impaciente
falto de concentración agresivo
indeciso irritable
falto de memoria impulsivo

 

 

Y como ya sabes, no me gusta aburrirte, simplemente que algo de lo que leas lo puedas grabar en alguna pequeña parte de ti, que será una grande de mí.

Feliz presente

Riqueza abundante

Escribo mucho, sobre todo cartas, cartas a nadie, pero cuando son para alguien, cuando son para ti, ahí si decido publicarlo, porque me encanta que participes, me encanta que aunque sea lo leas unos minutos, y lo releas, porque no te quedo muy claro, y un día, cuando realmente lo necesites, pues aquí estarán, para ti, que entonces ya estarás preparad@ para entender lo que te quiero decir.

Pues bien, hoy compartiré contigo, otro libro más, que a mí al menos me ha abierto los ojos, digamos que me ha puesto las cosas más fáciles, así que bueno allá va

                                   El secreto de la riqueza abundante

 

  1. El poder de las creencias subconscientes.

 Haz una lista sobre qué sentimiento tienes hacia el dinero,  y que es lo que escuchabas cuando eras pequeño y cambia la frase hacia algo más positivo. Ejm: El dinero no te da la felicidad VS El dinero no da la felicidad pero ayuda en un 90%

Crea frases positivas y utiliza la autogestión 3 veces al día con ellas. Cuántas más mejor

  1. El poder de un deseo ardiente.

Haz una lista de  lo que  te puede ocasionar no tener dinero y  lo que te puede cambiar teniendo dinero

  1. El poder de la solidez de propósito.

Tienes que saber lo que quieres  y porqué lo quieres.  Hacer una lista, muy específica.  Poner fechas. Ejm. Entre hoy y el mes de Noviembre de éste año estaré ganando  10 veces más de lo que estoy ganando ahora. Hablar en tiempo presente sobre mis objetivos. Ejm: Soy millonaria. Leer objetivos 3 veces al día. Visualizarte con ello

 

  1. El poder de un plan organizado
  • Escribir 10 posibilidades de financiación para desarrollar tu empresa ejm: 1. 1 socio, 2. 20 socios, 3.100 socios 4. Crowdfunding …
  • Si crees que ya has explotado todas las posibilidades ¡No lo has hecho!.
  • Si quieres triunfar en algo, necesitas organizarte, organizarte y organizarte .
  • Antes de empezar nada, te tienes que preguntar: ¿Disfrutaré de este trabajo? ¿Está en consonancia con mi talento y capacidades? ¿Me acercará a mis metas profesionales y económicas?
  1. El poder del conocimiento especializado.

Especialízate y asegúrate que lo sabes todo sobre ese negocio o asegúrate dónde y cómo vas  a encontrar siempre la información que necesitas  sobre ello. ¿Qué es lo que los clientes quieren y necesitan? Saber sobre la Ley Fiscal, Plan de Ahorro,  propio campo empresarial…

6.   El poder de la perseverancia y firmeza.

Pregúntate con las anteriores experiencias laborales ¿Qué hice bien y porque duré tanto? EL ÉXITO ES EL TRABAJO VUELTA ABAJO, ESTÁS A UN PASO

7.  El poder de la regulación de gastos.

Guardar siempre un 10% de lo que ingresas. Hazlo un hábito y pónlo en un plan de ahorro. Cuanto antes empiece a ahorrar antes verás tus resultados 1. No incurrir en deudas innecesarias  2. Procura que tu dinero trabaje para tí 3. Las Apuestas siempre Meditadas  4. Obtener una fuente de ingresos continua

8.  El poder de la integridad.

¿De qué te sirve ganar el mundo si pierdes tu alma?

  9. El poder de la fe*

Haz lo que harías si supieses qué va a tener éxito al 100%. sé decidid@ poderosas fuerzas saldrán en tu ayuda. Quién lo que nada arriesga, nada hace, nada es. Quién corre riesgos es libre. Actúa como si fueras a lograr tus metas. Actúa, Sugestiónate, confía en tí, sigue a tu intuición.

10. El poder de la caridad.

 Dona un  10% de tus ingresos a fines caritativos

Si yo fuese tu, lo leería un par de veces más, y empezaría a escribir una lista de esas ideas que te dan vueltas por la cabeza, cuando tengas todas esas ideas, empieza a organizarlas, por orden de objetivos más sencillos a los más complejos, y comenzando por el primero ve punto por punto, sobre los arriba descritos, verás que los sueños son más alcanzables, de lo que éste mundo nos muestra, crea tu mundo, busca tu peculiaridad, tu pasión y ¿sabes qué? ¡Cómete el Mundo!