Macrobiótica. 7 niveles de salud

En estos días que llevo experimentando ciertos cambios debido a mi adaptación a la comida macrobiótica, necesitaba saber sobre esos 7 niveles de salud a los que se refieren muchos libros de macrobiótica y por supuesto como uno de mis lemas es: «Lo que oyes lo olvidas, lo que ves lo recuerdas, lo que haces lo entiendes».Pues me dije:-A ver qué pasa.

Te voy a compartir un pequeño resumen que he realizado sobre los 7 niveles de salud, por si deseas pasar por ésta experiencia, bueno y nunca se sabe, igual sientes verdaderos cambios, y sin darte cuenta decides que es lo mejor para ti´

Pues allá vamos

Siete niveles de salud

Cuando las personas se inician a la macrobiótica, lo hacen principalmente para aumentar la vitalidad, pero en realidad existen varios niveles, los cuales de ellos los primeros cuatro se empiezan a notar en el primer mes

1.No sentirse cansado

Ese cansancio de hastío, de no dormir, de forzar al sistema nervioso, o simplemente cansad@ de no hacer nada. (En el caso de trabajo duro o ejercicio, de descarta en ésta definición) Éste cansancio puede llegar a hacerse crónico sino se pone un remedio

Al utilizar la macrobiótica es el punto más fácil de invertir

2.Tener buen apetito

Se aconseja comer hasta el 80 por 100 de nuestra capacidad y evitar totalmente la comida si tenemos hambre, así en el momento que realmente el cuerpo nos pida que le alimentemos lo haremos con más apetito de lo que estamos acostumbrados en occidente

3.Dormir bien

Se hace hincapié más que a la cantidad a la calidad del sueño, poder dormir sin dar muchas vueltas, “de una vez”. Despertarse con claridad sin necesidad de un despertador. Como un niño

4.Tener buena memoria

Está en tres niveles memoria mecánica ejm: recordar números de teléfono, nombres, fechas… memoria biológica ejm: nuestros órganos recuerdan que tienen que trabajar, (cuando existe una enfermedad crónica da lugar a una amnesia biológica)

memoria espiritual se refiere a lo toma de consciencia, saber quiénes somos y donde estamos, para así estemos donde estemos siempre nos encontremos como en casa

  1. No enfadarse nunca

Estar limpio de resentimiento (muy difícil sí) intentar canalizar el enfado.

  1. Hacer ejercicio

Enlazando con el punto anterior sería aconsejable buscar otro tipo de vías como hacer ejercicio: deportes de raqueta, artes marciales, competición, pueden ayudar a mantener el sistema enfocado y a punto

George Ohsawa (fundador del sistema de enseñanza macrobiótica) sentía injustificadamente que la salud del sistema nervioso se refleja en la capacidad de permanecer alerta a lo que ocurre a nuestro alrededor y de sentir alegría y entusiasmo por todo lo que emprendemos.

  1. Aprecio Interminable

En dos palabras “sentir gratitud” por nuestras luchas, las personas que pasan por nuestras vidas, agradecer y sentirse agradecido. Confiar plenamente en “el Orden del Universo”

La cualidad opuesta al aprecio y a la gratitud es la arrogancia. Puede tomar la forma de echar la culpa a los demás de nuestras penurias o consideramos victimas. También se demuestra arrogancia rechazando la reflexión y siguiendo adelante con la batalla sin tener en cuenta los cambios, las actitudes flexibles o los consejos que se nos ofrecen.

Y por supuesto ¿cómo nos sentimos? ¿eres o estás yin o yang?

Yin Yang
nervioso inflexible
preocupado exigente
introvertido poco razonable
emocional impaciente
falto de concentración agresivo
indeciso irritable
falto de memoria impulsivo

 

 

Y como ya sabes, no me gusta aburrirte, simplemente que algo de lo que leas lo puedas grabar en alguna pequeña parte de ti, que será una grande de mí.

Feliz presente